Ir al contenido principal

El defensor del título

El 5 de febrero de 2017 tuvo lugar uno de los momentos más emocionantes que nos ha regalado el snooker en los últimos tiempos, la victoria de Anthony Hamilton en el German Masters. Hamilton, conseguía en el  majestuoso Tempodrom de Berlín su primer título de ranking nada más y nada menos que a la edad de 45 años. 

Foto: World Snooker

Hamilton que había dejado fuera a lo largo de la semana a nombres tal ilustres como Mark Williams, Mark Selby, Barry Hawkins y Stuart Bingham culminó la página más exitosa de su carrera venciendo a Ali Carter por 6-9.

Para poder defender este año su título en BerlínHamilton tuvo que pasar dos rondas de clasificación el pasado mes de diciembre en las que ganó a Chen Zhe por 5-3 y a Mitchell Mann por un agónico 5-4. El Sheriff de Pottingham, por lo tanto, vivirá el próximo miércoles 31 de enero a las 14:00, justo antes de su partida de primera ronda ante Jimmy Robertson, el mágico momento de ser presentado como defensor del título.

Hace unos días Anthony Hamilton, en una entrevista publicada por World Snooker, hablaba sobre ese momento, que tanta ilusión le hace, y que piensa disfrutar lo máximo posible:

"Cuando llegue al Tempodrom el próximo martes me permitiré dar un paseo por el recinto y recordar el año pasado. Hubiera sido una pena no haberme clasificado y perder la oportunidad de hacerlo. Después, el miércoles, cuando me presenten, se producirá un gran alboroto, será brillante. Nunca he sido el defensor de un campeonato y puede que nunca vuelva a suceder, así que tendré que disfrutarlo. Tras eso será otro torneo más y tendré un partido que ganar"

Sin duda Berlín será siempre una ciudad especial entre los recuerdos de Hamilton ocurra lo que ocurra a partir del próximo miércoles día 31, cuando arranque la fase final del German Masters 2018 y se empiece a escribir una nueva página en la historia de un torneo que de forma recíproca siempre tendrá un lugar especial en su memoria para Anthony Hamilton


Comentarios

Entradas populares de este blog

PyeongChang 2018

Tony D'Orazio, The Minister of the Pants

A pocos días para el comienzo de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang (Corea del Sur) entrevistamos a Tony D'Orazio, administrador de la página de facebook "The Norwegian Olympic Curling Team's Pants", dedicada a los originales pantalones que visten los integrantes del equipo de Thomas Ulsrud (formado por el propio Ulsrud, Torger Nergard, Christoffer Svae y Havard Vad Petersson), que representarán a Noruega en la competición masculina de curling por tercera cita olímpica consecutiva tras la medalla de plata lograda en Vancouver 2010 y quedarse fuera de los Playoff en un dramático Tie-Break ante Gran Bretaña en Sochi 2014.

- ¿Cómo empezaste a sentir interés por el curling?
- En verdad fue por casualidad. Yo crecí en el estado de Connecticut, pero mi extensa familia vivía en Buffalo y Niagara Falls, en Nueva York. Ellos estaban lo suficientemente cerca de la frontera como para recibir la señal de televisión de Canadá, donde, por supuesto, el curling es muy p…

Reflexiones Olímpicas (17/02/2018)

En 2010, durante los Juegos Olímpicos de Vancouver, estaba viendo un día la tele sin más y haciendo zapping llegué a un partido de curling en Teledeporte. Jugaba Noruega y me llamaron muchísimo la atención, como no,  sus originales pantalones. Fue un amor a primera vista, vi ese partido (no recuerdo el rival, sinceramente) y me enamoré tanto del equipo como del deporte.
En ese momento estaba en el peor momento de mi depresión y el curling, el equipo de Thomas Ulsrud y sus pantalones me hicieron feliz lo que quedaba de competición por lo que fue maravilloso para mi que consiguieran la medalla de plata.
Desde entonces les he seguido en cada torneo. Campeonatos de Europa, Mundiales... El momento más triste que recuerdo es el día que quedaron fuera de los Playoff de Sochi en un dramático tie break ante Gran Bretaña, reconozco que lloré, literalmente no hubo forma de consolarme en todo el día pero incluso ese día me sentí muy orgullosa de Thomas, Torger, Christoffer y Havard. El más feliz…